Recetas 8-10 mayo

Aquí tenéis las recetas para esta semana calurosa.


Pastel de chocolate y berenjena
http://blogs.elpais.com/el-comidista/2012/05/receta-pastel-chocolate-berenjena.html
Alcachofas con merluza
Pizza de calabacín
Pastel de boniato
Guisantes y patatas al tomillo


Podéis descargarlas en pdf si pincháis AQUÍ, o podéis leerlas justo a continuación.

¡Que aproveche!


ALCACHOFAS CON MERLUZA
Ingredientes: 
4 alcachofas frescas
4 rodajas de merluza o dos si son grandes
Media cebolla picada
2 limones
Caldo de pescado
Perejil
Aceite de oliva.


Elaboración
Sofreír a fuego lento la cebolla. Incorporar la merluza ligeramente salada, cubrir con el caldo de pescado y el jugo de un limón. Cocer hasta que la merluza esté hecha.
Mientras tanto, limpiar las alcachofas y cocerlas con unas gotas de zumo de limón y un poco de sal para que no se pongan negras. Reservar.
Triturar el perejil con un poco de aceite y el zumo del limón.
Acompañar la merluza y las alcachofas con este preparado antes de servir.

PIZZA de CALABACIN
Ingredientes:
Para la masa:
500 gr de harina
250 gr de agua templada
8 gr de levadura seca de panadería
Sal, azúcar y aceite de oliva.

Para cubrir la masa:
6 cucharadas de tomate natural triturado o picado muy fino.
Albahaca, mozzarella y rúcula al gusto
1 calabacín
Elaboración
En un volcán de harina añadimos todos los ingredientes de la masa. Mezclamos y amasamos hasta que se nos despegue de las manos. En ese punto dejamos reposar hasta que doble su volumen.
Volvemos a amasar y estiramos con ayuda de un rodillo y le damos el grosor de una moneda de 2 euros.
Ponemos la salsa de tomate y la estiramos por encima. Añadimos la mozzarella y la albahaca.
A continuación añadimos los ingredientes que queramos. En nuestro caso hemos querido hacer una pizza vegetal y vamos a añadir el calabacín cortado en tiras con un pelador.
Cocemos la pizza a 210 ºC durante unos 12 minutos. Añadimos al final, y fuera del horno, la rúcula y el aceite de albahaca.

PASTEL DE BONIATO
Ingredientes para la masa:
1 vaso de Azúcar.
1 vaso de aceite.
150 gr. de Mantequilla.
1 vaso de anís fuerte.
2 Huevos.
720 gr. de Harina.
Ingredientes para el relleno:
1/2 k. de boniatos ya preparados, pelados y triturados.
1/2 k. de azúcar.
1 Limón,
Canela en polvo.

Preparación del relleno
Asar o cocer los boniatos. Pelarlos y hacerlos una masa uniforme como si fuera un puré espeso. El azúcar ha de estar en la misma proporción que el boniato, por tanto si hubiera más de 1/2 k. de este habría que poner más azúcar hasta igualar pesos.
Lavar bien el limón para quitarle toda la suciedad que pudiera tener, y una vez limpio y seco, rallar la corteza de forma que no entre más que la parte superficial.
En una cazuela al fuego, preferentemente de barro, se ponen el boniato, el azúcar, la ralladura de limón y un poco de canela en polvo.
Esta masa se va cociendo a fuego lento hasta conseguir que boniato y azúcar formen un mismo cuerpo, esto se consigue removiendo continuamente la masa para evitar que se pegue o se queme. Aproximadamente en una media hora tendremos la masa en condiciones.
Se retira del fuego y se deja reposar.
Es muy conveniente que este relleno se haya hecho el día anterior. La masa así reposada está mucho mejor no se porque.

Preparación de la masa
En un recipiente amplio puesto al fuego, echamos el aceite, la mantequilla y el azúcar hasta que se haya fundido todo formando un solo elemento. Conseguido esto lo retiramos del fuego y añadimos el anís y poco a poco la harina trabajándola hasta obtener una masa fina que se pueda moldear. Añadimos entonces un huevo entero y la yema del otro huevo. Se baten muy bien y esta mezcla la añadimos a la masa anterior y seguimos trabajándola muy bien.
Cuando ya tengamos perfectamente la masa, tomaremos de esta porciones del tamaño de una nuez más o menos y con el rodillo las aplanaremos formando tortitas de unos 12 cms. de diámetro. Cuanto más finas sean estas tortitas, más se notará el relleno y más buenos estarán los pasteles.
Una vez colocado el relleno un poco al gusto de cada uno, normalmente una cucharada, a mi me gusta un poco más abundante, se doblan por su diámetro, se presionan los bordes y pintamos con la clara batida la superficie de los pasteles y los espolvoreamos con un poco de azúcar y canela en polvo.
Hecho esto los metemos al horno que previamente habremos encendido a unos 150º para tenerlo a punto de caliente.
Finalmente se meten al horno durante unos 20 minutos para que se vayan terminando de hacer y se tueste el azúcar y canela conque los hemos espolvoreado.

Se dejan enfriar y a comérselos en cuanto estén en condiciones. Un vasito de anís dulce o un moscatel son un buen acompañamiento.
Estos pasteles que tienen la forma de las clásicas empanadillas, son para mi gusto y cuando la masa que envuelve el relleno es fina y este, el relleno, abundante, uno de los pasteles que creo gustan a la mayoría de los que lo comen.
Es, como casi todos los pasteles, de toda época, quiero decir que en hornos y pastelearías se hacen durante todo el año y por supuesto unos los hacen mejor que otros. No son difíciles de hacer y hoy en día te venden tanto la masa como el relleno, si bien lo artesanal sigue siendo lo que distingue unos de otros.

GUISANTES Y  PATATAS AL TOMILLO

Ingredientes:
4 huevos camperos
patatas
750gr de guisantes
3 dientes de ajo
aceite de oliva
1 hoja de laurel
tomillo, hinojo y un poco de perejil.
sal y pimienta
azafrán


Preparación:
En una cazuela de barro, yo no puedo por la inducción pero para el pueda mejor, se pone una cebolla picada y cuatro cucharadas soperas de aceite.
Se ablanda la cebolla a fuego suave, sin dejar que dore, se añaden a continuación 5 o 6 patatas -preferiblemente amarillas porque se chafan menos- cortadas en rodajas de 1 centímetro. Se remueven las patatas un momento en el fuego pero sin dejar que se doren.
Se echa un litro de agua hirviendo y 750 gr de guisantes frescos pelados y tiernos de un calibre similar, se echan 3 dientes de ajo aplastados o pelados, un ramillete compuesto por media hoja de laurel, una brizna de tomillo y de hinojo y un poco de perejil. Todo bien atado. Se sazona de sal, pimienta y azafrán. Se tapa y se deja cocer.
Al cabo de 20 minutos, más o menos se prueba si la patata esta hecha y si esta lista se escalfan cuatro huevos, separándolo bien el uno del otro, que se dejan 4 minutos, se sirve.





No hay comentarios: